Saltar al contenido

Que significa alimentacion saludable

Que significa alimentacion saludable

¿Por qué es tan importante una dieta sana?

Todos hemos oído alguna vez que lo mejor es seguir una dieta sana. Y es probable que todos conozcamos algunos de los beneficios de una dieta rica en frutas, verduras y otros alimentos ricos en nutrientes. Pero, ¿sabe lo que significa realmente comer sano?

Según el sitio web británico del NHS, comer sano significa ingerir una gran variedad de alimentos diferentes en la proporción correcta. Significa que consume la cantidad adecuada de alimentos y bebidas para alcanzar y mantener un peso saludable.

Un plan de dieta saludable debe proporcionarle la cantidad adecuada de calorías para obtener energía y mantener un equilibrio adecuado. Cuando tienes un buen equilibrio energético con tu dieta, las calorías de los alimentos que consumes son iguales a las calorías utilizadas por tu cuerpo ese día. Esto significa que come lo suficiente para mantenerse, pero no tanto como para aumentar de peso.

Dado que no hay dos personas que utilicen la misma cantidad de energía cada día, puede ser difícil hacer una única sugerencia para la ingesta calórica adecuada que funcione para todo el mundo. Por lo tanto, averiguar cuántas calorías quema al día en función de su nivel de actividad le resultará muy útil a la hora de planificar una dieta saludable.

Qué es una alimentación sana

Un plan de alimentación que te ayude a controlar tu peso incluye una variedad de alimentos saludables. Añada una variedad de colores a su plato y piense que está comiendo el arco iris. Las verduras de hoja verde oscura, las naranjas y los tomates -incluso las hierbas frescas- están repletos de vitaminas, fibra y minerales. Añadir pimientos, brócoli o cebollas congelados a los guisos y tortillas les da un rápido y cómodo impulso de color y nutrientes.

El Plan MiPlato del USDA puede ayudarte a identificar qué y cuánto comer de los distintos grupos de alimentos sin salirte de tu ración calórica recomendada. También puede descargar Mi diario de comidas [PDF-106KB] para llevar un registro de sus comidas.

La fruta fresca, congelada o enlatada es una buena opción. Prueba otras frutas además de las manzanas y los plátanos, como el mango, la piña o el kiwi. Cuando la fruta fresca no esté de temporada, prueba con una variedad congelada, enlatada o seca. Tenga en cuenta que la fruta seca y enlatada puede contener azúcares o siropes añadidos. Elija variedades enlatadas de fruta envasada en agua o en su propio zumo.

Añada variedad a las verduras asadas o al vapor con una hierba como el romero. También puede saltear las verduras en una sartén antiadherente con un poco de aceite en aerosol. O pruebe con verduras congeladas o enlatadas para una guarnición rápida: sólo tiene que calentarlas en el microondas y servirlas. Busque verduras enlatadas sin sal añadida, mantequilla o salsas de nata. Para variar, pruebe una verdura nueva cada semana.

Hábitos alimentarios saludables

Los azúcares añadidos incluyen los siropes y edulcorantes que los fabricantes añaden a productos como refrescos, yogures y cereales, así como cosas que usted añade, como el azúcar en el café.  Aprende a reducir los azúcares añadidos [PDF – 898 KB].

Las grasas saturadas proceden de productos animales como el queso, las carnes grasas y las aves, la leche entera, la mantequilla y muchos dulces y aperitivos. Algunos productos vegetales, como los aceites de palma y coco, también contienen grasas saturadas. Aprenda a reducir las grasas saturadas [PDF – 1,1 MB].

En virtud de la Ley de Asistencia Sanitaria Asequible, los planes de seguro deben cubrir el asesoramiento dietético para las personas con factores de riesgo de enfermedades cardiacas, como la hipertensión arterial. Dependiendo de su plan de seguro, es posible que pueda recibir asesoramiento dietético sin coste alguno. Consulte a su compañía de seguros para obtener más información.

Directrices sobre nutrición

Los azúcares añadidos incluyen los siropes y edulcorantes que los fabricantes añaden a productos como refrescos, yogures y cereales, así como cosas que tú añades, como el azúcar en el café.  Aprende a reducir los azúcares añadidos [PDF – 898 KB].

Las grasas saturadas proceden de productos animales como el queso, las carnes grasas y las aves, la leche entera, la mantequilla y muchos dulces y aperitivos. Algunos productos vegetales, como los aceites de palma y coco, también contienen grasas saturadas. Aprenda a reducir las grasas saturadas [PDF – 1,1 MB].

En virtud de la Ley de Asistencia Sanitaria Asequible, los planes de seguro deben cubrir el asesoramiento dietético para las personas con factores de riesgo de enfermedades cardiacas, como la hipertensión arterial. Dependiendo de su plan de seguro, es posible que pueda recibir asesoramiento dietético sin coste alguno. Consulte a su compañía de seguros para obtener más información.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad