Saltar al contenido

Curry verde especia

Curry verde especia

Green curry rezept

Derek organiza un club de cena en Brooklyn con comida tailandesa que respeta las técnicas tradicionales. Está influenciado por el diálogo continuo con cocineros tailandeses y el estudio de antiguos libros de recetas. Empezó a escribir para Serious Eats en 2020.

Para muchos estadounidenses, el curry verde, o gaeng khiao waan, se ha convertido en sinónimo de la cocina tailandesa, hasta el punto de que si un restaurante tailandés no tiene un curry verde destacado en el menú, la mayoría de la gente miraría la cocina con recelo. Del mismo modo, si usted es un fan de la comida tailandesa y le gusta cocinar, probablemente tenga ahora mismo una lata de pasta de curry verde en su despensa, o sepa dónde puede encontrarla fácilmente, ya que las pastas de curry tailandesas preparadas son bastante fáciles de encontrar en tiendas de comestibles bien surtidas, mercados asiáticos y, por supuesto, en Internet.

El hecho de que el curry verde y las pastas de curry verde preparadas sean fáciles de encontrar podría hacerte pensar que no hay razón para hacer pasta de curry verde desde cero en casa. Sin embargo, creo que, dado que el curry verde es tan familiar para muchos, hacer su propia pasta de curry verde, o prik gaeng khiao waan, puede ilustrar claramente por qué y cómo las pastas de curry hechas en casa son superiores a las versiones preparadas, siempre que se preparen teniendo en cuenta la técnica y el condimento adecuados. Un prik gaeng recién hecho es intensamente aromático debido a los ingredientes machacados, y se puede distinguir fácilmente cada componente: el sabor afrutado y picante de los chiles y alliums frescos, las notas florales y herbáceas de la hierba limón y el galangal, la embriagadora profundidad de las especias molidas y el sabroso golpe de la pasta de gambas. Una pasta de curry enlatada no tiene ni el brillo ni los matices de una pasta fresca, y los sabores de cada componente resultan apagados y turbios en comparación. La preparación de la pasta de curry verde también ofrece algunas lecciones sobre la sustitución de ingredientes, y requiere una cuidadosa consideración de cómo y en qué orden se combinan los ingredientes en el mortero.

Curry verde tailandés original

El Kreung Gaeng Kiow Wahn, comúnmente conocido como pasta de curry verde, se creó hace muchos siglos. Como la mayoría de los currys tailandeses, nuestra versión está muy condimentada con chiles y se clasifica entre 6 y 7 en una escala de picante del 1 al 10. Elaboramos a mano esta auténtica mezcla de chiles verdes y rojos, galanga, comino, cilantro, chalotas, ajo, cilantro, hierba limón, pimienta Lampong y hojas de lima makrut.

Este curry es esencial en la cocina tailandesa, pero también puede utilizarse para condimentar otros currys asiáticos e indios; basta 1 cucharadita para potenciar el aroma y el sabor. Pruebe a espolvorear 1-2 cucharaditas en una ensalada normal de pollo o atún para darle un toque picante. Para hacer una pasta, basta con mezclar 1 cucharada de curry en polvo con 1 cucharada de agua y 1 cucharada de aceite. Para una pasta tailandesa tradicional, utilice salsa de pescado y un chorrito de lima en lugar de agua.

Esta receta de pollo al curry, refrescante y no demasiado picante, es más rápida y sabrosa que la comida para llevar. Nuestro curry verde tailandés añade un picante cítrico a una cremosa salsa de leche de coco que cubre cada bocado. Para una versión vegana o vegetariana, omite el pollo o cámbialo por tofu.

Pasta picante de curry verde thai kitchen

El curry es una parte importante de la cocina tailandesa y se refiere tanto al plato como a la pasta de curry utilizada para prepararlo. Hay tres tipos principales de curry tailandés -rojo, amarillo y verde- que se clasifican según el color de la pasta de curry. El color de los chiles y otros ingredientes da a cada curry su matiz distintivo.

Tradicionalmente, todos los currys tailandeses se elaboraban con los mismos ingredientes, salvo por una cosa: los chiles. El curry rojo se preparaba con varios chiles rojos para obtener un plato muy picante, mientras que el curry verde se hacía con chiles verdes y el amarillo con chiles amarillos. En Tailandia, estos chiles tienen características gustativas ligeramente diferentes, además de su color. Con el tiempo, sin embargo, se han añadido otros ingredientes a las pastas de curry para realzar cada receta, haciéndolas más distintas entre sí.  Aunque los tres colores pueden ser picantes dependiendo del cocinero, normalmente el verde es el más suave, el rojo el más picante y el amarillo se sitúa en un punto intermedio.

El curry verde se considera el más popular de la cocina tailandesa. El color verde de la salsa de curry verde tailandés se ha hecho más vibrante a lo largo de los años con la adición de cilantro fresco, hojas y cáscara de lima makrut y albahaca. Estas hierbas se combinan con chiles verdes frescos y otros ingredientes como hierba limón, salsa de pescado, ajo, jengibre y chalotas.

Receta de curry verde

El curry verde es un popular plato tailandés que se cree que se originó a principios del siglo XX (fuente). La base de su sabor es la pasta de curry verde, que tradicionalmente se elabora con una combinación de chiles verdes, pasta de gambas, ajo, chalotas, hierba limón, granos de pimienta, limas makrut y semillas de comino (fuente).

La siguiente receta es nuestra versión vegetal inspirada (no tradicional), con ingredientes más fáciles de encontrar en Estados Unidos. La nuestra también es menos potente porque añadimos un pimiento verde, lo que la hace más suave. Sin embargo, para obtener una pasta más picante, hay que duplicar la cantidad de chiles verdes y prescindir del pimiento.

La base de la pasta son chiles verdes, jengibre (o galangal), cebolla, ajo y pimiento verde. El sabor procede de una mezcla de especias que probablemente tengas a mano, zumo de limón y ralladura de lima. Si te falta alguna especia, no te desanimes. Mientras tengas la mayoría de los ingredientes, debería salirte bien.

Es la salsa perfecta para añadir al curry, salsas, revueltos, aliños para ensaladas y mucho más. También es deliciosa si se añade a las verduras antes de asarlas o si se echa en sopas y guisos para darles más sabor.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad