Saltar al contenido

Galletas de queso parmesano

Galletas de queso parmesano

Galletas de ajo y parmesano

Son uno de los mejores aperitivos ceto comprar en la tienda o pedir en línea. De hecho, las he recibido unas cuantas veces en mi caja de suscripción mensual e incluso las he cogido en alguna ocasión cuando he ido de compras… pero a veces te quedas en casa y te apetece ese crujiente.

Sí, eso es. Un ingrediente. Realmente no hay nada más simple que esto para un crujiente snack ceto. De hecho, es tan sencillo que casi no comparto esta receta contigo… ¡pero no quería que te la perdieras!

La mayoría de la gente tiene un tarro de queso parmesano rallado en la nevera, pero no se dan cuenta de que en realidad es un aperitivo esperando a suceder. Sin embargo, el queso rallado se convierte en una sabrosa delicia cuando se hornea en chips bajos en carbohidratos.

Algunas personas ponen el queso rallado en un plato y lo calientan en el microondas. Sencillo, ¿verdad? Es la solución ideal cuando sólo tienes un minuto antes de salir corriendo hambriento por la puerta y no tienes frutos secos o verduras para coger.

Lo único que tienes que hacer es colocarlas sobre una esterilla de horno y hornearlas hasta que estén doradas por los bordes y crujientes por todas partes. La forma más fácil de hacerlo es coger la cucharada y verter porciones con un poco de espacio entre ellas para que se expandan.

Receta de galletas de parmesano y hierbas

La última fecha es la fecha de caducidad, que se ha registrado en la última entrega de la mercancía. Cuando usted compra este producto probablemente esta fecha mencionada o una que es más duradera. Nuestras mercancías se venden después del principio FEFO. Esto significa que las mercancías se intercambiarán con la fecha menos primera.

Consejo de la alergia sobre el producto (contenga los alergénicos) (20826)Los alergénicos en los ingredientes en caso de necesidad negrilla enumeraron. O no existen alérgenos o no nos han sido comunicados por el fabricante / proveedor.

Receta de galletas de ajo y parmesano

Las galletas de masa madre con queso parmesano están de moda, ¡y menos mal! Crujientes, mantecosas y sabrosas, repletas de parmesano rallado y hierbas, estas galletas de masa madre saben como si salieran directamente de una pizzería. Estas galletas de masa madre son irresistibles y adictivas, deliciosas tanto si las comes solas como acompañadas de una salsa cremosa.

Nos encantan las galletas saladas, ¡y las caseras son siempre las mejores! ¿Has probado alguna vez las galletas caseras? Estas galletas de masa madre son muy fáciles de hacer y añaden un toque agradable y saludable a cualquier tabla de embutidos, tabla de quesos o plato de sopa abundante y reconfortante.

Y lo que es mejor, ¡son un éxito de público! ¿Quién puede resistirse a la deliciosa combinación de condimento italiano, queso parmesano, mantequilla y ajo horneados a la perfección en forma de galleta? Crujientes, con queso y salpicadas de hierbas, así es como tomaremos las nuestras, ¡por favor y gracias!

¿Tienes diez minutos? Porque ese es todo el tiempo que se necesita para preparar estas galletas de masa madre (sin incluir el tiempo de reposo y el tiempo de horneado, por supuesto). Mételas en el horno mientras preparas el resto de los aperitivos, ¡así de sencillo!

Galletas integrales de parmesano

Paso una cantidad insana de tiempo tratando de averiguar qué hace que una galleta sea una galleta, y cómo improvisar lo que sea que haya concluido más recientemente en casa. ¿Es una mezcla de dos ingredientes de harina de espelta (u otra) y agua con algunas semillas por encima? ¿Un pan plano untado con aceite de oliva y romero? ¿Una pajita de queso enrollada fina y plana? ¿Es necesario que sea algo resistente y lo suficientemente neutro como para que se pueda untar queso o tapenade? ¿Es aceptable que sea demasiado tierno, rico y de sabor fuerte como para que se le pueda echar algo encima?

La única conclusión a la que he llegado es que no quiero que salgan de una caja y que detesto esas omnipresentes “galletas de agua de mesa”. [Me siento mucho mejor desahogándome y pido disculpas si he estado en una fiesta (eso sería “todas las fiestas, en todas partes”) donde las sirvieron y ahora se sienten ofendidos].

No obstante, este es mi último intento de crear algo parecido a una galleta que puedas servir en su lugar. Más afianzado en el bando de los “tiernos y sabrosos” que en el de los “robustos y neutros”, probamos un bocado de estos y al instante llegamos a la conclusión de que había hecho unos Cheez-Its mejores y más deliciosos. (Lo cual es estupendo, porque a mí tampoco me gustan. Esto me convierte en una especie de comunista de las galletas, ¿no?) Al pincharlas con un tenedor, liberaban el aire y quedaban más crujientes y menos hinchadas, y al hornearlas hasta que estaban bien doradas por encima evitaba que quedaran demasiado tiernas para untarlas con tapenade u otra pasta para untar. Sin embargo, se mantienen tan bien por sí solas que no estoy segura de si me molestaría en añadirles algo más rico – quiero decir, las muñecas regordetas de goma elástica sólo son bonitas en los bebés.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad