Saltar al contenido

Albondigas receta tradicional

Albondigas receta tradicional

Albóndigas italianas en salsa de tomate

¿Lo que diferencia a esta receta de albóndigas de otras? Empapar el pan de molde con cebolla rallada. El pan se hincha al cocinarse, lo que hace que estas albóndigas sean extra suaves y jugosas. Además, añade un sabor extra sin necesidad de freír la cebolla por separado.

“¡Su receta de albóndigas es la misma que la de mi Nonna italiana! Me encanta la idea de mojar el pan en el jugo de la cebolla en lugar de la leche….. Las haré así a partir de ahora (¡no se lo diré a la Nonna!)” – Dan, 20 julio, 2018

1. Pan empapado = meatalls blandos. El pan empapado en algún tipo de líquido se hincha cuando se cocina, creando pequeñas bolsas de aire que hacen que las albóndigas sean extra suaves. Funciona mucho mejor que el pan rallado normal, que tiende a hacer que las albóndigas sean bolitas duras (aunque el pan rallado panko está bien), y los italianos llevan años haciéndolo.

A menudo he deseado que alguien invente un dispositivo compacto para hacer albóndigas. Tengo visiones de un artilugio tipo bomba de bicicleta en el que se introduce la carne en un extremo y salen albóndigas perfectamente formadas por el otro.

¿De qué están hechas las albóndigas tradicionales?

Suelen estar hechos de carne picada mixta de ternera y cerdo, huevos, cebolla y pan rallado.

¿Cuál es el secreto de unas buenas albóndigas?

Una albóndiga realmente buena tiene un 50% de carne y un 50% de pan rallado. El verdadero secreto es el pan de un día, empapado en leche o agua, para aportar ligereza a la mezcla. Cuando se cuece la carne de vaca, cerdo o ternera durante demasiado tiempo, empieza a endurecerse. Pero el pan de las albóndigas nunca se pone duro.

¿Cómo cocinan los italianos sus albóndigas?

Calentar la salsa de tomate en una olla mediana hasta que esté a fuego lento. Hornear las albóndigas hasta que empiecen a dorarse, unos 15 minutos. Colocarlas en la salsa de tomate y cocinarlas a fuego lento hasta que las albóndigas estén bien cocidas y registren unos 145°F en un termómetro de lectura instantánea, unos 10 minutos.

Auténticas albóndigas italianas con salsa

Estas fáciles albóndigas italianas al horno son increíblemente tiernas y jugosas, con sabores irresistibles que le harán desear más. Elaboradas con carne picada, cebolla, ajo, queso parmesano y perejil, estas albóndigas están sazonadas a la perfección y listas para servir en sólo 30 minutos.

No hay nada más reconfortante que un cuenco humeante de albóndigas en salsa marinera servidas sobre fideos de espagueti, y junto con una guarnición de pan de ajo, era la comida perfecta con la que siempre soñaba.

Las albóndigas servidas en el restaurante eran especialmente grandes y tan increíblemente tiernas que cada bocado de las albóndigas prácticamente se deshacía en la boca, y era realmente una de las mejores comidas que he tenido.

Estas sabrosas albóndigas italianas horneadas son tan tiernas que prácticamente se deshacen en la boca, y combinan perfectamente con una cama de pasta o en un delicioso sándwich, para constituir la última comida reconfortante para alegrar el día.

Hacer albóndigas de igual tamaño asegurará que se cocinen de manera uniforme en el horno, y usar una cuchara de liberación de gatillo también hace que el proceso general sea mucho más fácil. Esta receta rinde unas 12 albóndigas grandes.

Salsa de albóndigas

Si alguna vez ha leído alguno de nuestros blogs de historia de la alimentación, sabrá que un buen número de los alimentos más populares del mundo tienen, en el mejor de los casos, un origen turbio. Mucha gente intenta atribuirse el mérito, pero no sabemos quién los inventó realmente. Uno de estos alimentos es un alimento básico de la cocina italiana que conocemos bien: ¡las albóndigas! Hay dos cuestiones principales que rodean a las albóndigas: sus verdaderos orígenes y las variaciones de las mismas. ¿Existe una respuesta concreta a alguna de estas cuestiones? ¡Nos sumergimos en el misterio a continuación!

Para responder a la pregunta de si las albóndigas son verdaderamente italianas, tenemos que echar un vistazo a sus orígenes precisos. Muchos lugares afirman que las albóndigas son originarias de Italia, mientras que otros dicen que son una creación americana. La respuesta a esta pregunta no es ninguna de las dos. Los primeros orígenes conocidos de las albóndigas se remontan a la antigua Roma, con varias recetas de albóndigas en un libro de cocina muy antiguo. Otras variantes comenzaron a aparecer en China alrededor del año 200 a.C., y no aparecieron en Estados Unidos hasta mediados del siglo XIX. Dependiendo del tipo de albóndigas que consuma, los orígenes serán muy diferentes.

Albóndigas en salsa de tomate

En la siguiente receta se utiliza la tradicional mezcla de dos carnes, en este caso de cerdo y ternera. El tamaño de las albóndigas depende totalmente de sus preferencias. La primera vez que intenté hacer unas auténticas albóndigas italianas

Sólo dije: “Tal vez”. ;-)Puede que seas mejor cocinero que yo, y consigas tus mejores albóndigas italianas de inmediato, y ganar, ganar, ganar. Cualquiera que sea tu habilidad en la cocina, si al final he hecho mis mejores albóndigas seguro que tú también puedes¡ Así que lección aprendida, te paso mi auténtica,

Por fin si tienes unas hojas de albahaca añádelas a la salsa. Ahora incluso puedes pensar en hacer espaguetis con albóndigas si quieres. Pero recuerda que en Italia no existen los espaguetis con albóndigas grandes. Los italianos sólo comen albóndigas con salsa conocidas como “polpette al sugo” y se sirven como segundo plato, y normalmente con una guarnición y ya está 😉

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad