Saltar al contenido

Cómo hacer albóndiga

Cómo hacer albóndiga

Receptor de espaguetis y albóndigas

Esta receta de albóndigas caseras es un clásico de Betty, ¡y por una gran razón! Durante generaciones, los cocineros caseros han confiado en esta contundente receta de albóndigas para demostrar sus habilidades en la cocina. Todo lo que se necesita para conseguir este plato principal de carne son ocho ingredientes básicos. ¿Los tienes? ¡Estupendo! Ahora, si tienes 15 minutos de sobra y una sartén de 13×9 forrada con papel de aluminio, las albóndigas perfectamente doradas y tiernas podrían ser la respuesta a la cena de esta noche. Sí, ¡lo delicioso no lleva mucho tiempo! Mientras tanto, prepara espaguetis o arroz, verduras o ensalada, ¡porque esta receta va con todo!

¿Cómo se consigue que las albóndigas se peguen?

Añadir un huevo ligeramente batido, pero no demasiado. El huevo actúa como aglutinante de los ingredientes, pero sólo se necesita una pequeña cantidad. Un huevo pequeño será suficiente para una libra de carne picada. Como alternativa, si sigues una dieta sin huevo, puedes remojar el pan fresco en leche, exprimiendo el exceso de leche, para utilizarlo como aglutinante.

¿Necesitas huevo en las albóndigas?

Sólo se necesita una pequeña cantidad de huevo; está ahí sólo para ayudar a que la albóndiga cocida conserve su forma, y no debería restarle sabor o textura a la carne. Los ingredientes de relleno, como el pan rallado o la harina, también son importantes porque evitan que las albóndigas queden secas.

Auténticas albóndigas italianas

Aprende a hacer albóndigas con esta receta que es la mejor receta de albóndigas que he probado. He utilizado la combinación de carne de cerdo, de ternera y de buey, pero puedes hacerlas sólo con carne picada y siguen teniendo un sabor estupendo. Definitivamente, utilice pan rallado fresco y rallar el queso fresco en lugar de utilizar la variedad enlatada … Realmente marca la diferencia.

– Carne picada: Esta receta de albóndigas utiliza una mezcla de carne picada de vacuno y cerdo. Puedes cambiarla según lo que tengas a mano.- Condimentos y hierbas: Estas albóndigas están aromatizadas con ajo fresco, perejil fresco de hoja plana italiano y pimienta negra molida.- Huevos: Los huevos evitan que las albóndigas se sequen y actúan como aglutinantes, lo que significa que ayudan a mantener los ingredientes unidos.- Queso: Necesitará una taza de queso romano recién rallado. Si puede, evite el rallado para esta receta.- Pan italiano: Es preferible el pan italiano ligeramente duro. Si tu pan está blando, prueba a dejarlo reposar toda la noche.- Agua: Añade poco a poco agua a la mezcla antes de enrollar las albóndigas. Mantendrá las albóndigas agradables y húmedas. Algunos críticos prefieren usar leche.- Aceite de oliva: Fríe las albóndigas en aceite de oliva.

Albóndigas en la freidora de aire

Esta es nuestra receta de albóndigas habitual. Es rápida de hacer, requiere ingredientes que siempre tenemos a mano y la receta garantiza unas albóndigas jugosas, tiernas y sabrosas. La carne picada que utilices depende de ti. Esta receta funciona con carne de vaca, cerdo, cordero, pollo, pavo o cualquier otra carne picada a la que tengas acceso. Ir a la receta de albóndigas jugosas y tiernas

Albóndigas en la estufa – Para obtener albóndigas perfectamente doradas con una corteza casi crujiente, cocínelas en una sartén en la estufa. Cocinarlas de esta manera le permite rotar las albóndigas en aceite, lo que asegura que se doren por fuera, mientras se mantienen jugosas y tiernas por dentro.

Albóndigas al horno – Hornear las albóndigas en el horno es sencillo y facilita la limpieza. Yo utilizo mi tapete de silicona para hornear (el nuestro es un Silpat), pero puedes utilizar un trozo de papel pergamino o incluso papel de aluminio para forrar una bandeja de horno antes de forrar las albóndigas y hornearlas.

A mí me gusta hornearlas a una temperatura alta (de 400°F a 425°F) para que se doren un poco. A esta temperatura, las albóndigas deberían tardar unos 20 minutos. Nosotros utilizamos este método para hacer estas albóndigas de pollo rellenas de queso.

Salsa de albóndigas

Las albóndigas son fáciles y divertidas de hacer desde cero. Esta receta es muy sencilla y utiliza sólo unos pocos ingredientes para crear las clásicas albóndigas caseras. Son perfectas para todas tus recetas favoritas, como los espaguetis con albóndigas, los sándwiches, las sopas y los aperitivos del día de partido.

En una albóndiga básica, el huevo y el pan rallado actúan como un aglutinante que mantiene unida la carne picada. La cebolla, la sal y la pimienta añaden el sabor justo, por lo que pueden utilizarse en una gran variedad de platos. También puede añadir otras hierbas y condimentos o utilizar diferentes tipos de carne picada. Para evitar que las albóndigas queden duras y chiclosas, no hay que mezclar demasiado la carne, ni empaquetar las albóndigas demasiado apretadas, ni utilizar carne demasiado magra.

Lo mejor es que estas albóndigas se congelan perfectamente después de hornearlas. Pueden sustituir a las albóndigas congeladas compradas en la tienda en cualquier receta y ahorrarle dinero a tu familia. Haz tantas tandas como quieras ampliando la receta, y luego tenlas a mano en el congelador para preparar la comida fácilmente en cualquier momento.

“Estas albóndigas son fáciles de preparar, tienen un gran sabor y utilizan ingredientes básicos que mucha gente tiene a mano. Las disfrutamos con salsa de pasta sobre espaguetis. Estarían muy bien en salsa agridulce o barbacoa como aperitivo o plato principal, o en salsa marinera para sándwiches.” -Diana Rattray

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad