Saltar al contenido

¿Qué alimentos no pueden faltar en una dieta vegetariana?

¿Qué alimentos no pueden faltar en una dieta vegetariana?

Cómo hacerse vegetariano

Dieta vegetariana: Cómo obtener la mejor nutriciónUna dieta vegetariana bien planificada es una forma saludable de satisfacer tus necesidades nutricionales. Averigua lo que necesitas saber sobre una dieta basada en plantas.Por el personal de Mayo Clinic

Las dietas vegetarianas siguen aumentando su popularidad. Las razones para seguir una dieta vegetariana son variadas, pero incluyen beneficios para la salud, como la reducción del riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes y algunos tipos de cáncer.

Sin embargo, algunos vegetarianos dependen demasiado de los alimentos procesados, que pueden tener un alto contenido en calorías, azúcar, grasa y sodio. Y puede que no coman suficientes frutas, verduras, cereales integrales y alimentos ricos en calcio, con lo que se pierden los nutrientes que éstos aportan.

Sin embargo, con un poco de planificación, una dieta vegetariana puede satisfacer las necesidades de personas de todas las edades, incluidos los niños, los adolescentes y las mujeres embarazadas o en período de lactancia. La clave es ser consciente de tus necesidades nutricionales para planificar una dieta que las satisfaga.

Para sacar el máximo partido a una dieta vegetariana, elige una variedad de alimentos sanos de origen vegetal, como frutas y verduras enteras, legumbres y frutos secos, y cereales integrales. Al mismo tiempo, reduce las opciones menos saludables, como las bebidas azucaradas, los zumos de fruta y los cereales refinados. Si necesitas ayuda, un dietista titulado puede ayudarte a crear un plan vegetariano adecuado para ti.

Desventajas de ser vegetariano

Tal vez seas vegetariano y tus hijos quieran comer de la misma manera. O tal vez tu hijo de siete años aprendió de dónde vienen las hamburguesas y ya no quiere comerlas. Sea cual sea el motivo, los niños pueden seguir un plan de alimentación vegetariana sin problemas. Esto es lo que necesitas saber para criar a un niño vegetariano sano.

Cualquiera de estos planes de alimentación vegetariana son opciones saludables para los niños. Los alimentos principales de todas estas dietas son las verduras, la fruta, los cereales, las legumbres (judías, lentejas, guisantes secos), los productos de soja, los frutos secos y las semillas.

Desde el niño pequeño hasta el adolescente, los niños de todas las edades pueden ser vegetarianos. Lo importante es asegurarse de que reciben los nutrientes y la energía que necesitan para crecer y desarrollarse bien. Esto requerirá cierta planificación.  Antes de que tus hijos empiecen a seguir una pauta de alimentación vegetariana, habla con su médico, su profesional sanitario o su dietista titulado. Aquí tienes información sobre cómo encontrar un dietista.

Como todos los niños, los niños vegetarianos necesitan una amplia variedad de alimentos de los cuatro grupos de alimentos de la Guía Alimentaria de Canadá para crecer y desarrollarse de forma saludable. Puedes seguir la Guía Alimentaria para conocer las raciones adecuadas a cada edad. Tus hijos necesitan cada día:

¿Es saludable ser vegetariano?

La gente elige seguir una dieta vegetariana por diversas razones: el bienestar de los animales, la preocupación por la salud, las creencias religiosas y la preocupación por el medio ambiente. Otros optan por incluir en su dieta sabrosas comidas vegetarianas sin dejar de seguir una dieta no vegetariana. Si sigues exclusivamente una dieta vegetariana, es importante que planifiques tus comidas con cuidado para asegurarte de que recibes todos los nutrientes que tu cuerpo necesita.

Hay diferentes tipos de dieta vegetariana, y el grado de exclusión de los productos de origen animal varía. A medida que las dietas vegetarianas se vuelven más restrictivas, resulta cada vez más difícil ingerir una cantidad suficiente de algunos nutrientes esenciales. Debes tener esto en cuenta cuando elijas una dieta vegetariana.

Si eliminas los productos de origen animal de tu dieta, corres el riesgo de no obtener suficiente cantidad de algunos nutrientes específicos. Tu cuerpo no puede absorber algunos nutrientes de fuentes vegetarianas con la misma facilidad que la carne o el pescado. Así que debes pensar en incluir fuentes adecuadas de estos nutrientes en tu dieta. La siguiente tabla te ayudará a encontrar alternativas.

Datos sobre los vegetarianos

El vegetarianismo incluye una variedad de patrones de alimentación que se basan en gran medida en los alimentos vegetales, evitando la carne. Mientras que algunos vegetarianos excluyen todos los productos animales de su dieta (veganos), otros simplemente limitan la cantidad de productos animales en su dieta general. El vegetarianismo está creciendo en popularidad en los Estados Unidos, con un estimado del 3,3% de los adultos estadounidenses que se identifican como vegetarianos en 2016, frente al 2,3% en 2012. Alrededor del 46% de los vegetarianos en Estados Unidos son veganos.

Según la Academia de Nutrición y Dietética, las dietas vegetarianas bien planificadas pueden ser saludables y nutricionalmente adecuadas a lo largo del ciclo vital, a la vez que proporcionan beneficios potenciales para la salud en la prevención y el tratamiento de enfermedades crónicas. De hecho, las Guías Alimentarias para los Estadounidenses 2015-2020, incluyen la dieta vegetariana como uno de sus patrones de alimentación saludable destacados, demostrando que las dietas vegetarianas pueden cumplir con éxito las Guías Alimentarias y sus recomendaciones clave.

Las dietas vegetarianas se han asociado a niveles más bajos de obesidad (índice de masa corporal) y a un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes de tipo 2, hipertensión y ciertos tipos de cáncer. En comparación con los no vegetarianos, los vegetarianos tienden a consumir menos calorías en general; una menor proporción de calorías procedentes de las grasas (especialmente de las saturadas); y mayores cantidades de frutas, verduras, cereales integrales, frutos secos, productos de soja, fibra y fitoquímicos. Estas características dietéticas ayudan a producir niveles más bajos de colesterol LDL, un mejor control de la glucosa sérica y a reducir el riesgo de enfermedades crónicas en quienes siguen una dieta vegetariana. Las investigaciones también demuestran que las dietas vegetarianas son más sostenibles desde el punto de vista medioambiental y utilizan menos recursos naturales que las dietas ricas en productos animales.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad