Saltar al contenido

Cervezas vascas

agosto 4, 2022

Cerveza Santa Clara

Aunque la cerveza no es una bebida tradicional vasca, a los vascos les encanta. ¿Por qué? Pues por las mismas razones por las que le gusta a Homer Simpson. Desde hace unos años, la elaboración de cerveza es una potente tendencia en San Sebastián con muchas (muy buenas) ideas, muchos (muy buenos) productores y muchos (muy buenos) lugares en los que degustar un número importante de cervezas atrevidas y vanguardistas. Beberemos, pasearemos por los barrios más cool de la ciudad y cenaremos en un lugar no menos cool.

Empezaremos en un espacio que, en realidad, tiene tres caras: un bar vasco, un restaurante moderno y una cervecería en conjunto. Allí probaremos tres variedades diferentes de cerveza mientras nos conducen por espacios cerrados al público. Nuestros anfitriones nos darán algunos consejos sobre la producción de cerveza artesanal.

Después de pasear por el joven y vanguardista barrio de Gros, llegaremos a nuestra siguiente parada. Es uno de los secretos mejor guardados de la ciudad: un bar pequeño por dentro, diminuto por fuera, pero una verdadera catedral del conocimiento y el disfrute de la cerveza. Lleva abierto más de 30 años y esconde la mejor selección de cervezas artesanales de la ciudad, todas ellas elegidas por Gorka, un loco de la cerveza que preparará un pintxo caliente para acompañar la cata. (Spoiler: Gorka es tan bueno con los pintxos como con las cervezas).

Basqueland zumo

La marca de cerveza creada en 1998 por Joxe Anjel Arbelaitz, fue la primera en producir cerveza artesanal en el País Vasco y en toda España. Ubicada en el tranquilo barrio de Ergoien en Oiartzun (Gipuzkoa), su fabricación es totalmente natural con ingredientes de primera calidad y sin ningún tipo de aditivos.

Cerveza pilsner de baja fermentación. Es una cerveza con cuerpo, suave, fina y limpia, con una agradable fragancia dulce a lúpulo y malta fina. Su color dorado y su sabor delicado y armonioso la hacen ideal en todas las ocasiones.

Nuestra Ipa no es como las demás. Hemos mezclado nuestros lúpulos aromáticos con la clásica malta pale ale, pero con un toque de malta caramelo para redondear el intenso sabor aromático de nuestros lúpulos de los hemisferios norte y sur. Hemos utilizado el suave sabor a fruta tropical de los lúpulos australianos para complementar el fuerte sabor a pomelo de los lúpulos americanos clásicos, para producir un sabor aromático más suave y una bebibilidad que creemos que es un matrimonio perfecto entre lúpulos y maltas.

La típica «Red Ale» con un sabor a lúpulo tradicional para compensar el carácter afrutado de la levadura y el apetitoso sabor a caramelo natural derivado de las maltas utilizadas. Pertenece al grupo de cervezas de alta fermentación.

Cerveza de garaje

Conocido por su profunda historia, su increíble gastronomía y su épica naturaleza, el País Vasco es el lugar donde las grandes olas se encuentran con una tierra de rica tradición y fuerte identidad. Un lugar en el que las costumbres se conservan ferozmente en el tejido cultural local, al tiempo que se mantiene abierto y acogedor para el mundo exterior. Un simple paseo por las calles de Bilbao permite apreciar el ambiente laborioso y progresista que inunda el ambiente. La gente es cálida, la arquitectura es maravillosa, y cuando el sol sale y brilla en el Atlántico, es natural que empiece a apetecer la excelencia culinaria de la región acompañada de unos vasos de sidra de barril.

Muchas veces, la comida vasca se lleva todo el protagonismo. Y con razón. El acceso al océano y los productos ridículamente frescos, junto con un ejército de algunos de los chefs más talentosos y hábiles de Europa, hacen del País Vasco un destino por excelencia para una peregrinación gastronómica. Con bares de pintxos que llevan el picoteo a otro nivel, junto con restaurantes repletos de estrellas Michelin como Arzak o Asador Etxebarri, la escena gastronómica de la región es un testimonio del enfoque artístico de la creación de un plato. Y como la elaboración de una buena cerveza se basa en el respeto a los ingredientes, los mismos valores que han contribuido a construir el paisaje culinario vasco se han puesto en marcha para crear una cerveza excepcional.

La cervecería de Basquelandia

Durante un viaje a San Sebastián, Lervig descubrió una sidra tan buena, fácil de beber y auténtica que querían tener más. Así que se reunieron con Ian Zapiain y juntaron sus ideas para llevar esta refrescante bebida a Noruega. Tiene una ligera carbonatación por su fermentación natural.

Procedente de Stavanger, Noruega, Lervig es una fuerza en el mundo de la cerveza artesanal. Se creó después de que los habitantes de la ciudad se rebelaran contra la fábrica de cerveza masiva que intentaba venderles cerveza de baja calidad y recuperaran su antigua fábrica.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad