Saltar al contenido

¿Qué fruta es buena para la demencia?

junio 24, 2022
¿Qué fruta es buena para la demencia?

Cómo prevenir la demencia

«Muchos estudios indican que los cerebros de los enfermos de Alzheimer están sometidos a un mayor estrés oxidativo… y se cree que las disfunciones celulares resultantes son las responsables de la degeneración nerviosa de estos pacientes», afirma Lee.

Lee había informado en 2004 de que unas sustancias químicas similares presentes en las manzanas podían proteger las células cerebrales de las ratas agredidas por el estrés oxidativo en pruebas de laboratorio y, por tanto, que las manzanas podrían ayudar a prevenir el tipo de daño que desencadena el Alzheimer y el Parkinson.

«Desde entonces, hemos recibido muchas peticiones (sobre todo del público en general), preguntando por los posibles beneficios de otras frutas frescas comunes en nuestra dieta diaria, como las naranjas o los plátanos. Para responder a estas preguntas, hicimos un trabajo adicional», dijo Lee.

«Nuestros resultados sugieren que las manzanas, los plátanos y las naranjas frescas de nuestra dieta diaria, junto con otras frutas, pueden proteger las células neuronales contra la neurotoxicidad inducida por el estrés oxidativo y pueden desempeñar un papel importante en la reducción del riesgo de trastornos neurodegenerativos, como la enfermedad de Alzheimer», concluyó Lee.

Cómo prevenir la demencia de forma natural

Los artículos de Verywell Health son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud. Estos revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

¿Quiere reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer y otros tipos de demencia? He aquí 11 alimentos que los investigadores han estudiado en repetidas ocasiones y han descubierto que están relacionados con un menor riesgo de demencia.

El consumo de fresas, arándanos y acai se ha correlacionado con múltiples beneficios para nuestro cerebro, con estudios que demuestran la mejora de la memoria en niños de tan sólo 8 a 10 años de edad y todo el camino a través de la edad adulta.

Por ejemplo, un estudio publicado en 2013 descubrió que los participantes que comían una mayor cantidad de bayas experimentaban un declive cognitivo más lento, de hasta 2,5 años de diferencia, a medida que envejecían.  En personas con deterioro cognitivo leve, otro estudio publicado en 2011 descubrió que beber zumo de arándanos silvestres se asociaba a una mejora del funcionamiento cognitivo.

Significado de la demencia

Casi 6 millones de estadounidenses padecen la enfermedad de Alzheimer, la forma más común de demencia. Esta enfermedad afecta a las áreas del cerebro responsables del pensamiento, la memoria y el lenguaje, y empeora con el tiempo. Al principio, el Alzheimer puede manifestarse como una pequeña pérdida de memoria, pero a medida que la enfermedad avanza puede resultar difícil mantener una simple conversación o realizar las actividades cotidianas. La buena noticia es que comer los alimentos adecuados puede ayudar a prevenir o ralentizar la progresión del Alzheimer.

Según las investigaciones, la enfermedad de Alzheimer está fuertemente vinculada a la inflamación en todo el cuerpo. El consumo de una dieta inflamatoria -que esté llena de alimentos fritos, almidones refinados, azúcares, grasas saturadas o trans y carnes rojas o procesadas- puede aumentar las posibilidades de desarrollar la enfermedad, así como muchas otras condiciones de salud graves.

Por otro lado, el consumo de ciertos alimentos puede reducir el riesgo de deterioro cognitivo, según el Instituto Nacional del Envejecimiento del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos. Un estudio reveló que seguir una dieta mediterránea compuesta por alimentos como aderezos para ensaladas, frutos secos, pescado, tomates, aves de corral, verduras crucíferas, frutas y verduras de hoja verde y oscura puede disminuir el riesgo de que una persona desarrolle la enfermedad de Alzheimer. (Siempre que también se limiten los lácteos con alto contenido en grasa, la carne roja, la carne de órganos y la mantequilla).

¿Se puede prevenir la demencia?

Todavía no. Pero hay pruebas sólidas de que los hábitos de vida saludables -como la dieta, el ejercicio y no fumar- pueden contribuir a reducir el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer y otros tipos de demencia. Sin embargo, se necesitan más investigaciones antes de que cualquiera de estos factores del estilo de vida pueda considerarse una estrategia probada para prevenir la enfermedad de Alzheimer.

En particular, la dieta mediterránea se ha asociado a un menor riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer y la demencia. La dieta mediterránea también está relacionada con la mejora de la cognición en personas con riesgo de padecer enfermedades cardíacas y vasculares.

La dieta mediterránea es rica en frutas, verduras, legumbres, cereales integrales y pescado, y utiliza el aceite de oliva como principal grasa para cocinar. Este tipo de dieta es también una dieta cardiosaludable que reduce el riesgo de afecciones como la hipertensión arterial, el colesterol alto y la diabetes de tipo 2. Estas enfermedades son también factores de riesgo de demencia.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad