Saltar al contenido

Receta para dejar de tomar cerveza

agosto 3, 2022

Cómo beber menos

La siguiente actividad ofrece sugerencias para apoyarle en su decisión de reducir o dejar de beber. Puede utilizarse junto con el asesoramiento o la terapia y no pretende sustituir a la ayuda profesional. Si decides intentarlo por tu cuenta y en algún momento sientes que necesitas más ayuda, busca apoyo (ver Enlaces de ayuda).

A medida que cambias tu forma de beber, es normal y común tener impulsos o ansias de alcohol. Las palabras «impulso» y «ansia» se refieren a una amplia gama de pensamientos, sensaciones físicas o emociones que te tientan a beber, aunque tengas al menos algún deseo de no hacerlo. Puede sentir una incómoda atracción en dos direcciones o percibir una pérdida de control.

Afortunadamente, los impulsos de beber son de corta duración, predecibles y controlables. Esta breve actividad ofrece un enfoque de reconocimiento, evitación y alcance que se utiliza habitualmente en la terapia cognitivo-conductual, que ayuda a las personas a cambiar patrones de pensamiento y reacciones poco útiles. También proporciona hojas de trabajo para ayudarle a descubrir la naturaleza de sus impulsos de beber y a elaborar un plan para manejarlos.

Una semana sin alcohol

Siempre es aconsejable consultar a tu médico: él podrá ayudarte a decidir si es mejor que reduzcas el consumo o que te abstengas. Las personas dependientes del alcohol o con otros problemas médicos o mentales deben dejar de beber por completo.

Pero muchas personas pueden beneficiarse simplemente reduciendo el consumo. Si su médico le sugiere que reduzca su consumo de alcohol, el Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo (NIAAA) sugiere que las siguientes medidas pueden ser útiles:

Algunas de estas estrategias -como estar atento a la presión de los compañeros, mantenerse ocupado, pedir apoyo, ser consciente de la tentación y ser persistente- también pueden ser útiles para las personas que quieren dejar el alcohol por completo.

Una vez que hayas reducido tu consumo de alcohol (de modo que estés en las pautas recomendadas o por debajo de ellas), examina tus hábitos de consumo con regularidad para ver si mantienes este nivel de consumo. Algunas personas logran su objetivo sólo para descubrir que los viejos hábitos vuelven a aparecer más tarde. Si esto ocurre, consulte a su médico.

Inscríbase para recibir consejos para llevar un estilo de vida saludable, con formas de combatir la inflamación y mejorar la salud cognitiva, además de los últimos avances en medicina preventiva, dieta y ejercicio, alivio del dolor, control de la presión arterial y el colesterol, y mucho más.

Síntomas al dejar el alcohol

No importa cuáles sean sus justificaciones, para estar limpio y sobrio, ahorrar dinero, fortalecer sus relaciones y perspectivas de carrera, o simplemente para descubrir si puede, aprender a dejar de beber cerveza podría ser una gran opción para usted en este momento.

Es un reto dejar cualquier cosa que te da placer, y eliminar el consumo de alcohol puede ser particularmente difícil para muchas personas. Especialmente si es algo que ha formado parte de su vida durante años o décadas.

Usted puede trabajar en la dirección de su objetivo de aprender a dejar de beber cerveza mediante la creación de una estrategia. Diseñando rutinas bien equilibradas que le permitan destruir las ansias de consumir alcohol, y obteniendo la ayuda que desea para conseguir la sobriedad y mantenerse sobrio.

Aunque una que otra cerveza es bastante inofensiva para muchas personas en pequeñas cantidades, se puede perder rápidamente el control de la misma. El consumo excesivo y prolongado de alcohol puede provocar problemas de peso, infarto, insuficiencia hepática, cáncer y problemas gastrointestinales.

Cuando las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia consumen bebidas alcohólicas, éstas se consideran muy peligrosas para el feto o el lactante. Un consumo sustancial de alcohol también puede hacer que corra más riesgos, arruinar sus matrimonios y dejarle exhausto y enfermo.

Palaute

Sean cuales sean tus razones -para estar más sano, ahorrar dinero, mejorar tus relaciones personales y tu vida laboral, o simplemente para ver si puedes-, dejar la cerveza puede ser una buena opción para ti. Es difícil renunciar a cualquier cosa que te guste, y dejar las bebidas alcohólicas puede ser especialmente difícil para algunas personas. Puedes trabajar para conseguir tu objetivo de dejar la cerveza elaborando un plan, creando hábitos saludables que te ayuden a evitar las ganas de beber y obteniendo el apoyo que necesitas para dejarlo.

Resumen del artículoPara dejar de beber cerveza, empieza por regalar o tirar cualquier cerveza que tengas en casa y evitar situaciones tentadoras como los bares. A continuación, intenta sustituir la cerveza por bebidas carbonatadas sin alcohol, como agua con gas o zumos de frutas mezclados con seltzer. También puedes recompensarte ahorrando el dinero que te gastarías en cerveza y, a final de mes, comprándote un regalo o invitándote a una buena comida. Por último, una de las mejores formas de rendir cuentas es contar a tus amigos o familiares tu objetivo de no beber cerveza. Para saber cómo conseguir el apoyo de un terapeuta o de un grupo, ¡sigue leyendo!

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad