Saltar al contenido

Arroz japonés

Arroz japonés

Receta de arroz japonés

La variedad más conocida, Koshihikari, es una superestrella que domina la mayor parte de la superficie arrocera de Japón desde 1979. Los arroceros siguen desarrollando y promocionando nuevas variedades tan buenas como la Koshihikari, o incluso mejores.

En Japón, muchas regiones arroceras están rodeadas de montañas y sufren fuertes nevadas en invierno. En primavera, la nieve derretida arrastra todo lo bueno por ríos y arroyos. El agua, rica en nutrientes, se utiliza para el riego de los arrozales cuando se plantan las plántulas de arroz, que es cuando el año agrícola se pone en marcha en serio. Una gestión cuidadosa y regular del riego, adaptada al crecimiento de las plantas de arroz, es la clave del éxito del cultivo, mientras que el deshielo, frío y rico en minerales, es crucial para el sabor del arroz. El arroz se cultiva con métodos respetuosos con el medio ambiente, utilizando la menor cantidad posible de pesticidas y fertilizantes químicos. La seguridad y la tranquilidad están en el centro del cultivo del arroz en Japón.

El arroz es el alimento básico de Japón y se utiliza en una gran variedad de recetas, desde arroz blanco cocido hasta bolas de arroz onigiri, sekihan (arroz pegajoso cocido con judías adzuki), sushi, chirashizushi (donde los ingredientes se espolvorean sobre el arroz de sushi) y rollos de sushi futomaki.

Sopa de arroz japonesa

El arroz japonés también es más sano que otros tipos de arroz. Tiene menos calorías y más fibra. Además, contiene más vitaminas y minerales que otros tipos de arroz. El arroz japonés es más caroEl arroz japonés es más caro que otros tipos de arroz por varias razones. En primer lugar, se cultiva en un clima más frío, lo que significa que las plantas tardan más en madurar. En segundo lugar, los agricultores japoneses utilizan métodos de cultivo tradicionales que requieren más mano de obra que en otros países. Por último, el gobierno japonés impone estrictas normas de control de calidad a los cultivadores de arroz, lo que aumenta el coste de producción. Como resultado de estos factores, el arroz japonés suele costar un 20% más que otros tipos de arroz. Sin embargo, mucha gente cree que merece la pena por su sabor y textura superiores. ¿Merece la pena tanto bombo y platillo? La respuesta es un sí rotundo. No sólo sabe mejor que el arroz cultivado en Estados Unidos, sino que además es más sano. Si quiere disfrutar de lo mejor de lo mejor, pruebe el arroz japonés. No se arrepentirá.

Uruchimai

Kenji fue director culinario de Serious Eats y actualmente es consultor culinario del sitio. También es columnista gastronómico del New York Times y autor de The Food Lab: Better Home Cooking Through Science.

Aparte de verter leche sobre los cereales, el tamago gohan fue la primera receta que aprendí, y es la comida japonesa más sencilla. Cuando crecí en Nueva York, mis abuelos japoneses vivían en el piso de abajo. Los fines de semana, mi madre nos echaba de vez en cuando para que pasáramos la noche abajo. Mis hermanas y yo dormíamos en un grueso futón extendido en el suelo, bebiendo té de cebada y el refresco japonés Calpis. Por la mañana, íbamos al salón de mi abuela a tomar más té y tamago gohan.

Cada una cogía un cuenco de arroz caliente (o, en el caso de mi hermana mayor, arroz a temperatura ambiente) y un huevo para romperlo en él. Luego lo sazonábamos con un poco de salsa de soja, una pizca de sal y un batido de Aji-no-moto, una marca japonesa de glutamato monosódico puro en polvo. (Como la mayoría de los japoneses, no tenía ningún reparo en comer glutamato entonces, y sigo sin tenerlo ahora). El huevo se volvía amarillo pálido y espumoso, manteniendo el arroz en una suspensión ligera y espumosa a medio camino entre las natillas y el merengue. Los japoneses tienen debilidad por este tipo de textura resbaladiza y tierna. Si alguna vez ha probado el natto, ya sabe cómo debe ser el tamago gohan. Si nos sintiéramos muy atrevidos, lo completaríamos con un poco de nori seco rallado o un batido de furikake, el condimento mixto que se suele comer con arroz normal, pero que funciona especialmente bien aquí.

Arroz frito japonés

El arroz al vapor es un alimento básico en casi todas las comidas japonesas y se considera la principal fuente de alimentación en Japón. De hecho, el término japonés para referirse al arroz, gohan, suele utilizarse también para referirse a una comida o cena. Ninguna comida japonesa está completa sin él.

El arroz japonés es siempre de grano corto y suele ser arroz blanco pulido (hakumai), frente al menos atractivo arroz integral sin pulir (genmai). Los nombres en los que hay que fijarse al comprar arroz para el gohan son arroz japonés, arroz para sushi, arroz Calrose, arroz de grano corto o Japonica (no confundir con Jasponica, que es una mezcla del fragante arroz jazmín tailandés).

Tradicionalmente, el gohan se lleva a la mesa en una cubeta de cedro y se sirve en el cuenco de cada comensal con una paleta de madera. El arroz se vuelve un poco pegajoso al cocerse, lo que facilita su recogida con los palillos japoneses de punta fina.

“Otra palabra clave a la hora de comprar arroz es Koshihikari. Es el tipo de arroz que se utiliza habitualmente en la cocina japonesa. Se puede utilizar cualquier cantidad de arroz siempre que el agua sea igual; sin embargo, cuando se utiliza una arrocera, no se quiere hacer menos de 1 taza de arroz.” -Rick Horiike

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad