script async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js?client=ca-pub-3540427766068146" crossorigin="anonymous"> Saltar al contenido

¿Cómo saber si un huevo está bueno o no?

¿Cómo saber si un huevo está bueno o no?

Huevo flotante

La Pascua está a la vuelta de la esquina, ¡y eso significa que es hora de decorar huevos! ¿Te has preguntado alguna vez si esos huevos que tienes en el frigorífico están todavía en buen estado? No te lo preguntes más, porque aquí tienes una sencilla prueba de huevos que puedes utilizar antes de empezar a decorar.

¿Buscas una forma divertida y diferente de decorar tus huevos de Pascua? Prueba la idea de decoración de huevos de mármol de Rada. Las instrucciones, muy fáciles de seguir, son una forma divertida de dar un giro decorativo a la decoración navideña. Compruébalo aquí: Decoración de huevos de Pascua con mármol.

Si te gustan las cosas un poco más locas, tiñe tus huevos de Pascua este año. En menos de 10 sencillos pasos, puedes dar a tus huevos un aspecto teñido que los hará destacar sobre las decoraciones tradicionales de Pascua. Quedan muy bien y a los niños les encantarán. Compruébalo aquí: Decoración de huevos de Pascua con tinte de corbata.

¿Te preguntas qué debes hacer con todos tus huevos decorados cuando termine la Pascua? Consulta las excelentes ideas de Rada para utilizar los huevos, que incluyen recetas y consejos de cocina. Deja que Kristy Kay, de Rada, te muestre sus mejores consejos y trucos para cocinar huevos en la cocina.

Prueba del huevo flotante

Reducir el desperdicio de alimentos es una forma muy fácil de actuar sobre el clima, que casi todo el mundo puede hacer, independientemente de sus ingresos. También es increíblemente impactante. Se calcula que, si el desperdicio de alimentos fuera un país, sería el tercer mayor emisor de gases de efecto invernadero, después de Estados Unidos y China.

Esto se debe a que, a nivel mundial, un tercio de las emisiones de efecto invernadero proceden del cultivo de nuestros alimentos. Sin embargo, en todo el mundo se desperdicia un asombroso 30% de los alimentos producidos. Esto supone la colosal cifra de 1.800 millones de toneladas de alimentos desperdiciados cada año. Si evitáramos este desperdicio, se reduciría el 8% del total de nuestras emisiones de gases de efecto invernadero. Es evidente.

En cuanto a los huevos, sólo en el Reino Unido tiramos 720 millones de huevos al año. Una gran parte de estos residuos se debe, según Wrap, el organismo gubernamental de asesoramiento sobre residuos, a la confusión en torno a las fechas de consumo preferente impresas en los huevos. Su investigación ha demostrado que el 29% de los británicos tiran los huevos porque han pasado su fecha de consumo preferente. Sin embargo, a menudo los huevos siguen siendo perfectamente aptos para el consumo mucho después de que haya pasado la fecha que figura en el envase.

Prueba del huevo

¿Cómo le gustan los huevos por la mañana? ¿Revueltos, escalfados, fritos, en tortilla? Con tantas formas de disfrutar de los huevos, no es de extrañar que los británicos coman 12.000 millones al año: si los pusiéramos todos en una fila de punta a punta, daría la vuelta al planeta 17 veces*. Pero, a pesar de la importancia que tienen los huevos en la dieta nacional, son objeto de toda una serie de conceptos erróneos, que van desde la mejor forma de almacenarlos, hasta si está bien comerlos después de su fecha de consumo preferente y lo que significa realmente el código que llevan estampado. Por ello, hemos consultado a la Agencia de Normas Alimentarias (FSA) para que aclare estas seis cosas que debe saber al comprar huevos.

1. Es posible que haya oído hablar de la “prueba de flotación”, que consiste en colocar un huevo en agua para ver si todavía se puede comer. Narriman Looch, jefe de la sección de control de enfermedades transmitidas por los alimentos de la Agencia de Normas Alimentarias, afirma que la FSA no recomienda este método. “Los huevos pueden consumirse durante un par de días después de la fecha de consumo preferente. La fecha de consumo preferente debe estar estampada en el huevo. El huevo flota porque hay más aire que entra en el huevo a medida que envejece, por lo que es un indicador de edad más que de seguridad”. Verás que un huevo fresco tiene una yema redondeada que sobresale. La clara se divide en dos partes distintas: una capa gruesa y viscosa alrededor de la yema y una capa exterior más fina y acuosa. Un huevo más viejo tendrá una yema más plana y la clara será más líquida.

Oxidación de los huevos revueltos

De vez en cuando, te encuentras con un huevo y no estás muy seguro de si sigue siendo bueno. Tal vez huele un poco raro, tal vez ha pasado su fecha de vencimiento, o simplemente ha estado en la nevera durante unos días y quieres estar seguro. Pero las fechas de vencimiento pueden ser engañosas, y el olor por sí solo no es un indicador fiable. Entonces, ¿cómo saber si los huevos siguen siendo buenos?

Cada año, la persona media del planeta consume 197 huevos. En muchos países (como Estados Unidos) esa cifra es mucho mayor, casi 300 al año. Pero también se tiran muchos huevos. Sólo en el Reino Unido se desperdician 720 millones de huevos al año, y en todo el mundo, aunque las estimaciones globales son escasas, los huevos desperdiciados se cuentan probablemente por miles de millones cada año.

Es cierto que parte de este despilfarro se debe a los restaurantes o a los productores, pero los consumidores también pueden poner de su parte y no tirar los huevos a menos que se hayan estropeado. Al mismo tiempo, no conviene consumir huevos en mal estado, ya que esto aumentaría el riesgo de infección por Salmonella o E. coli, que pueden causar diarrea, fiebre y vómitos.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad