script async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js?client=ca-pub-3540427766068146" crossorigin="anonymous"> Saltar al contenido

¿Cómo preparar la primera papilla?

¿Cómo preparar la primera papilla?

La mejor receta de gachas

Gachas de avena para bebés – Ya he compartido muchas recetas para bebés de más de 8 meses y ésta es la primera que comparto para bebés de menos de 8 meses. La mayoría de los bebés no pueden comer mucho hasta los 8 meses y todos los esfuerzos por introducir al bebé en los sólidos antes de los 8 meses son sólo para acostumbrarlo a la textura y el sabor de los sólidos.

Los alimentos que se sirven a los bebés menores de 8 meses deben tener una consistencia suave y fina, ya que su digestión está todavía en fase de desarrollo. Darle demasiados alimentos sólidos que no tengan una textura suave o una combinación incompatible puede provocar regurgitaciones frecuentes o continuas, cólicos crónicos, mala digestión, estreñimiento, etc. Debido a todo esto, el bebé puede acabar pasando noches sin dormir debido a los cólicos con llanto continuo.

Durante los primeros 6 meses, el bebé debe ser alimentado exclusivamente con leche materna para desarrollar su inmunidad y ganar peso. Pero en función de las necesidades del bebé, su desarrollo y su aumento de peso, en los últimos años los pediatras están sugiriendo los sólidos a partir de los 4 meses.

Avena horneada bebé

Las papillas son uno de los mejores alimentos para iniciar a tu bebé en los primeros días del destete. Es rica en proteínas, actúa como una buena fuente de hierro y es una gran fuente de energía de liberación lenta, por lo que es perfecta para los cuerpos y cerebros en desarrollo. Lo mejor de las gachas de avena es que la receta puede cambiarse fácilmente, lo que permite introducir una gran variedad de sabores en la dieta de tu bebé.

Las gachas de avena pueden introducirse en la dieta de tu bebé en cuanto empiece a tomar alimentos sólidos, alrededor de los 6 meses. Al ser blanda y cremosa y tener un sabor suave, es una de las mejores opciones para el destete del bebé.

Es importante que le ofrezcas a tu bebé una gran variedad de copos de avena, ya que si se mantiene en los mismos sabores todos los días puede aburrirse. Explorar los sabores y las texturas ayuda al desarrollo de tu bebé, ya que procesa nuevos gustos, texturas y sabores.

Dale a las papillas de tu bebé un poco de sabor y una bonita textura cremosa añadiendo yogur griego y una pizca de canela. El yogur griego, excelente para los huesos y los dientes, está repleto de calcio y también de mucha energía para que tu pequeño crezca.

Avena para bebés

Para todos los bebés amantes de las papillas y las mamás cuidadosas esta es mi receta básica de papillas. Podéis jugar con los ingredientes y añadir o cambiar cosas según vuestro gusto y para crear más variedad. Creo que no hay ningún plato tan flexible como las gachas de avena.

Mezcla las gachas con la manzana rallada y 100 ml de zumo de fruta (por ejemplo, de naranja o de mango) para obtener una consistencia más suave y un sabor dulce natural. Esto también permite que las gachas de avena se enfríen más rápidamente para poder comerlas más rápido.

Nota: Para aprovechar perfectamente nutrientes como el hierro, se recomienda combinarlo con fuentes de vitamina C (frutas). Matarás dos pájaros de un tiro si preparas los cereales con frutas. Primero por el aprovechamiento de los nutrientes, segundo como edulcorante natural y para evitar las molestas esperas para que las gachas se enfríen antes de ser consumidas. ¡Que lo disfrutes!

Recetas de cocina en blanco y negro

No soy la única que dice que las gachas de avena son mi desayuno favorito. Es tan fácil de hacer y tan versátil. Además, un desayuno caliente por la mañana siempre es una buena idea para empezar el día con energía. Suelo hacer mi receta de avena fitness súper rápida y fácil, en la que hierves la avena y el agua juntos. Sin embargo, me apetecía probar una receta típica y original de gachas inglesas. Y hoy os voy a enseñar cómo hacer gachas inglesas con ingredientes sencillos en casa. Así que, sin más preámbulos vamos a meternos de lleno.

He estado investigando un poco, buscando los secretos de cómo hacer gachas inglesas de forma original. Y una cosa puedo decir por adelantado: No es ninguna brujería y es mucho más fácil y no tan diferente a nuestras variantes rápidas y fáciles.

Para una receta original de porridge inglés o escocés, se suele utilizar avena con cabeza de alfiler o avena cortada al acero. Para preparar unas gachas según la receta original inglesa de gachas, primero hay que hervir agua en una olla. Utilice exactamente el doble de agua. Por ejemplo, si utiliza 1 taza de avena (100 gramos), necesitará 2 tazas de agua, que son 500 mililitros.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad