Saltar al contenido

¿Cómo pasar de las papillas a la comida?

¿Cómo pasar de las papillas a la comida?

Receta de gachas

2. Receta de gachas de BanoffeeLas gachas de avena son mucho más que un tazón de avena, como demuestra esta receta a base de plátano – además, son ideales para antes o después de correr si estás entrenando.Sólo tienes que añadir un plátano en rodajas, 1 cucharadita de nibs de cacao y un chorrito de néctar de agave. Yum.Los beneficios:Repleto de potasio para impulsar la función muscular y prevenir los calambres después del ejercicio.Una de las mejores fuentes dietéticas de magnesio, que desempeña un papel importante en la función muscular y la fuerza ósea – y no puede ser producido por el cuerpo.Propiedades antiinflamatorias y de refuerzo inmunológico probadas.

4. Gachas de Chai Latte Prepara la avena con agua y polvo de Chai Latte, y luego rocía una cucharadita de miel y otra de canela en polvo. Sabe tan bien como huele.Los beneficios:El té negro del chai es rico en antioxidantes.Las propiedades antibacterianas de la miel te ayudarán a vencer los resfriados y estornudos.

5. Gachas proteicas de piñaPrepara las gachas con yogur de coco Coyo y luego remueve trozos de piña. Sencillo.Los beneficios: Contiene ácidos con propiedades antibacterianas, antifúngicas y antiviralesAparte del 80% de tu vit C diaria, esta superfruta ayuda a tu cuerpo a utilizar las proteínas de forma más eficaz.

Proporción de agua de las gachas

El hecho es que las calorías son importantes cuando se quiere perder peso, pero es totalmente posible comer tarde por la noche y seguir perdiendo peso. Sólo tienes que tomar decisiones inteligentes y prestar atención a tu consumo diario de calorías. De hecho, hay algunos alimentos que le ayudarán a dormir y a sentirse más lleno durante la noche, por lo que es menos probable que tenga antojos y coma en exceso al día siguiente. He aquí 5 de los mejores tentempiés nocturnos que podrían ayudarte a perder peso.

1 Requesón y frutos secos Los tentempiés ricos en proteínas te hacen sentir saciado durante más tiempo y proporcionan a tu cuerpo aminoácidos (proteínas) que ayudan a reparar los tejidos y a proteger la masa muscular. Así que, si has trabajado duro en el gimnasio o haciendo deporte de resistencia, ayuda a tu cuerpo a recuperarse durante la noche. No elijas el requesón bajo en grasa, sino las versiones medias o incluso completas: la grasa ralentizará aún más la digestión de las proteínas. Acompaña 150 g de requesón con 20 g de nueces o mantequilla de frutos secos (prueba la mantequilla de almendras) para conseguir el mejor tentempié para inducir el sueño y reparar los músculos.

Gachas escocesas

Porridge vs. AvenaComo explica Amy en el libro, la avena es un tipo de porridge, pero el porridge no tiene por qué estar hecho sólo con avena, y no tiene por qué ser dulce. Comparte recetas para prepararlas con granos que van desde el arroz negro hasta el mijo. Además de incluir una receta de base para cada grano, tiene un sinfín de ideas para aderezos dulces y salados, además de información sobre el valor nutricional de los ingredientes.Dejando a un lado mis reparos con la avena, opté por probar sus gachas de avena enteras. En lugar de utilizar copos de avena enteros o incluso avena cortada con acero, Amy utiliza copos de avena enteros, que encontré en la sección a granel de mi supermercado. Empieza dejándolos en remojo toda la noche y mezclándolos ligeramente. Cuando se cocinan, crean una papilla satisfactoria y deliciosamente cremosa. Sinceramente, ¡me han convertido en una conversa de la avena! Suave, abundante y deliciosa, su receta es la papilla perfecta para entrar en calor en las mañanas frescas de otoño.

Variaciones de la receta de gachasUna vez que hice la receta base, probé dos de las variaciones sugeridas por Amy:Me encantaron estas dos variaciones saladas, pero si prefieres un desayuno más dulce, ¡puedes seguir utilizando la receta base! Añade fruta fresca o seca, frutos secos y semillas, yogur griego, sirope de arce, azúcar moreno o un chorrito de leche de coco. O bien, añada especias como canela, nuez moscada o cardamomo a la base de avena.

Receta de gachas inglesas

El destete, o la introducción de los primeros alimentos sólidos para tu bebé, puede ser tan emocionante como angustioso. Es posible que los bebés no traguen mucha comida al principio, pero poco a poco aprenderán a comer más con una cuchara o con los dedos, y disfrutarán de nuevos sabores y texturas. Mira nuestra breve guía de destete para saber cómo empezar a comer.

Empezar a comer sólidos es un hito importante para tu bebé, ya que tiene mucho que aprender. Por eso es importante que dejes que tu bebé tome la iniciativa y esperes a que dé señales de estar preparado para el destete.

La lactancia materna está recomendada desde el nacimiento y, cuando el bebé alcance los 6 meses de edad, el Ministerio de Sanidad recomienda que el destete se inicie junto con la leche habitual del bebé. Esperar hasta los 6 meses para introducir alimentos sólidos en la dieta del bebé debería ayudar a garantizar que esté preparado para probar nuevos sabores y texturas1.

Algunos padres se plantean el destete antes de los seis meses porque su bebé parece estar preparado o porque ha empezado a despertarse más a menudo por la noche. Sin embargo, estos cambios pueden deberse a otras razones. Si tu bebé muestra signos de estar preparado antes de los 6 meses, deberían ser suficientes las tomas adicionales de su leche habitual y su apetito debería volver a la normalidad con bastante rapidez1.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad