Saltar al contenido

¿Que pasaria si el mundo dejará de comer carne?

marzo 19, 2022
¿Que pasaria si el mundo dejará de comer carne?

¿Deberíamos hacernos todos vegetarianos?

En primer lugar, The Independent publicó «Cinco cosas que pasarían si todo el mundo dejara de comer carne», afirmando que este cambio acabaría con el hambre en el mundo. El autor resulta ser el director de PETA. Un mes más tarde, Vice publicó «Lo que pasaría si todo el mundo en el Reino Unido dejara de comer carne», un artículo realmente tendencioso y mal investigado por una joven sin experiencia en la producción de alimentos, nutrición o sostenibilidad. Hay más artículos contra la carne de Vice aquí, aquí y aquí.  Al final de estos artículos, ya estaba gesticulando y despotricando contra mi ordenador con indignación, ¡otra vez! Ya he escrito una respuesta a la película Cowspiracy, pero la interminable corriente de propaganda vegana me obliga a continuar mi búsqueda de educación de aquellos que están pintando una visión extraña y unilateral de una cuestión bastante tonta. Diana Rodgers también ha hecho esto antes, cuando salió un artículo sobre el veganismo en Outside Magazine, su respuesta cuidadosamente articulada se publicó en la sección de opinión de la edición de abril.

Ventajas y desventajas de comer carne

No se puede negar que el veganismo es cada vez más popular. A medida que aumenta el número de personas que abandonan los productos de origen animal en todo el mundo, este estilo de vida, que antes era un nicho, se está introduciendo en el mercado general. Los jóvenes están impulsando el movimiento, lo que sugiere que estas cifras no harán más que aumentar a medida que estas personas tengan hijos, transmitiendo su estilo de vida vegetal a las generaciones futuras.

Un investigador, Tom Milner, reveló recientemente que el número de veganos en el Reino Unido se ha duplicado cada año desde 2011. Si el movimiento mantiene su impulso, el 15 por ciento del país comerá solo alimentos de origen vegetal en 2030, dijo. Milner señaló que un descenso de la demanda de esa gravedad haría «muy difícil la supervivencia de cualquier negocio basado en productos animales.»

El movimiento no es exclusivo del Reino Unido. Países de todo el mundo -incluidos Islandia, Sudáfrica, Australia, Estados Unidos y Alemania- registran tasas crecientes de personas que se hacen veganas. Incluso los agricultores se están apuntando al cambio; una votación en la Conferencia Agrícola de Oxford reveló que el 40% de los asistentes cree que el futuro es vegetal.

Qué pasaría si todos los humanos fueran veganos

La mayoría de la gente ya lo ha oído: Nuestro hábito de comer carne es malo para el mundo. Las encuestas sugieren que decenas de millones de personas se toman en serio este mensaje: Uno de cada cuatro estadounidenses dijo que había intentado reducir el consumo de carne en el último año, y la mitad de ellos citó la preocupación por el medio ambiente como una de las principales razones. El popular sitio web de alimentos Epicurious anunció recientemente que ha dejado de publicar recetas con carne de vacuno debido a su impacto en el clima, lo que ha desencadenado la última ronda de debate sobre los efectos de la carne en el medio ambiente.

Reducir el consumo de carne es una idea tan inteligente como se anuncia. La ganadería industrial, de la que procede el 99% de la carne que consumen los estadounidenses, proporciona al mundo carne barata, pero lo hace con un terrible coste medioambiental y moral.

La cosa se complica cuando la gente decide qué carne, exactamente, va a reducir. A menudo, es la carne de vacuno la que sale perdiendo en ese cálculo. Y a menudo, el mensaje es que podemos salvar el mundo cambiando nuestro consumo de carne de vacuno por el de pollo.

Pros y contras del vegetarianismo

Los esfuerzos por frenar las emisiones de gases de efecto invernadero y el impacto del calentamiento global se quedarán muy cortos si no se producen cambios drásticos en el uso de la tierra, la agricultura y la dieta humana, advierten destacados investigadores en un informe de alto nivel encargado por las Naciones Unidas. El informe especial sobre el cambio climático y la tierra elaborado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) describe las dietas basadas en plantas como una gran oportunidad para mitigar el cambio climático y adaptarse a él, e incluye una recomendación política para reducir el consumo de carne.

El informe destaca la necesidad de preservar y restaurar los bosques, que absorben el carbono del aire, y las turberas, que liberan carbono si se excavan. El ganado criado en pastos creados mediante la tala de bosques es especialmente intensivo en emisiones. Esta práctica suele ir acompañada de una deforestación a gran escala, como se observa en Brasil y Colombia. Las vacas también producen grandes cantidades de metano, un potente gas de efecto invernadero, al digerir sus alimentos. El informe afirma con gran confianza que las dietas equilibradas con alimentos de origen vegetal y animal producidos de forma sostenible «presentan grandes oportunidades de adaptación y mitigación, al tiempo que generan importantes beneficios colaterales en términos de salud humana». Para 2050, los cambios en la dieta podrían liberar varios millones de kilómetros cuadrados de tierra y reducir las emisiones mundiales de CO2 en hasta ocho mil millones de toneladas al año, en relación con el mantenimiento de la situación actual, estiman los científicos (véase «¿Qué pasaría si la gente comiera menos carne?»).

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad