script async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js?client=ca-pub-3540427766068146" crossorigin="anonymous"> Saltar al contenido

¿Cómo se sirve una tarta?

¿Cómo se sirve una tarta?

Pastel inglés

Si tienes un pastel delicado que se deshace y se pega al cuchillo cuando lo cortas, utiliza hilo dental -sí, hilo dental- para cortarlo. Sujeta el hilo dental con fuerza y dale un ligero movimiento de sierra mientras lo mueves hacia abajo para cortar el pastel.

Tu hermoso pastel es perfecto excepto por una cosa: ¡no puedes sacarlo del molde! Extiende una hoja de papel encerado y dale la vuelta con cuidado. A continuación, pon un paño de cocina sobre el molde y presiona con una plancha de vapor caliente. Después de unos minutos, el molde debería estar listo para despegar.

La mala noticia es que el pastel está pegado al molde. La buena noticia es que es fácil sacarlo intacto: sólo tienes que calentar el fondo del molde sumergiéndolo en agua caliente. Una vez que el molde se haya calentado de nuevo, utiliza un cuchillo para desprender fácilmente el pastel que aún está perfecto.

¿Tienes un pastel redondo para servir como postre? En lugar de cortar largos y desordenados trozos, prueba esta técnica de trinchado para sacar el máximo partido a tu estrella: Corta un anillo alrededor de la tarta para crear un pastel más pequeño en el centro. Corta el anillo exterior en trozos rectangulares y sirve estos trozos con mucho hielo a los niños. A continuación, corta el círculo interior como lo harías normalmente (en trozos como una pizza); sirve estos trozos más delicados a los mayores.

Con qué acompañar la tarta de cumpleaños

Servir como plato final:Esencialmente, hay cuatro formas de servir la tarta de boda en el banquete. La primera forma es la más tradicional: el servicio del último plato. Cada vez son menos las parejas que eligen este estilo de servicio. El servicio de último plato consiste en servir la tarta como último plato de la cena del banquete de boda antes de que se abra la pista de baile. Después de haber servido los entrantes, los camareros entregan inmediatamente la tarta a los invitados como último plato, también conocido como plato de postre. El “pro” de esto es que todo el mundo se sienta y disfruta de la tarta y puedes hacer algunos de los protocolos finales como los bailes de los padres mientras todos disfrutan de la tarta. El “contra” de esto es que, si la cena de tu boda ha sido bastante larga debido a las extensas presentaciones y discursos, tus invitados pueden estar ansiosos por llegar a la pista de baile y cansados de esperar.

Postre para la pausa del baile: La segunda forma y la más popular en este momento, es servir la tarta en el lugar de cada invitado, mientras ya están en la pista de baile. Cuando los invitados descansen del baile, la tarta estará lista para ellos. La ventaja es que se puede salir a la pista de baile antes. Los contras son que, si tienes una gran banda o un DJ, puede que nunca vuelvan a sus asientos para comer su tarta, por lo que se irán diciendo: “Me pregunto qué habrá pasado con la tarta”. O se pasean por la sala al salir y dicen: “Mira todo este pastel desperdiciado”. Y lo que es peor, la tarta que se queda en las mesas de tus invitados durante una hora y se seca para cuando se sientan a descansar. Esta, creo, es la razón número uno por la que la gente se aleja de pedir pasteles de boda en general y se va a los mini postres en exhibición. Pero creo que si se volviera a la forma más tradicional, se vería que a la gente realmente le gusta la tarta de boda.

Tabla de porciones de pasteles

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  “Cake” – noticias – periódicos – libros – scholar – JSTOR (agosto de 2015) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

La tarta es un dulce elaborado con harina, azúcar y otros ingredientes, que suele hornearse. En sus formas más antiguas, los pasteles eran modificaciones del pan, pero en la actualidad los pasteles abarcan una amplia gama de preparaciones que pueden ser simples o elaboradas, y que comparten características con postres como los pasteles, los merengues, las natillas y las tartas.

La tarta se sirve a menudo como plato de celebración en ocasiones ceremoniales, como bodas, aniversarios y cumpleaños. Existen innumerables recetas de pasteles; algunas son parecidas a las del pan, otras son ricas y elaboradas, y muchas tienen siglos de antigüedad. La elaboración de tartas ya no es un procedimiento complicado; si bien en un tiempo se dedicaba un trabajo considerable a la elaboración de tartas (sobre todo al batir las espumas de los huevos), el equipo de horneado y las instrucciones se han simplificado, de modo que hasta el más aficionado de los cocineros puede hacer una tarta.

Con qué utensilio se sirve la tarta

Cuando se trata de la tarta, cada lugar tiene la posibilidad de ofrecer una variedad de opciones de servicio para complacer a todos los diferentes paladares y estilos.    Estas son algunas de las opciones que en el Instituto de Pastelería sabemos que están disponibles para la mayoría de nuestros clientes y que le recomendamos que hable con su lugar de celebración.

Con esta opción, su tarta se servirá como último plato en una comida sentada para todos los invitados.     Si sólo tienes 2-3 platos en total, la mayoría de los lugares requerirán que cortes tu tarta después de la gran entrada para que tengan tiempo de llevarla al fondo, cortarla, emplatarla y servirla.    Ten en cuenta que tus invitados no verán el proceso de corte.    Sin embargo, si prefieres no cortar tu tarta inmediatamente, te recomendamos algunas opciones diferentes.

Esta opción es similar a la Opción 1, en la que es posible que tengas que cortar tu tarta más temprano en la noche.    Sin embargo, la diferencia aquí es que en lugar del mismo sabor para todos los invitados, usted está ofreciendo a sus invitados una opción.     Para poder ofrecer una opción, The Baking Institute recomienda pedir entre un 20 y un 30% más de cada sabor de tarta que el número de invitados previsto, y limitarse a dos sabores en total.    A continuación, habla con el lugar de celebración para que los camareros pregunten a cada invitado qué sabor le apetece, por ejemplo, ¿chocolate o vainilla?    Ten en cuenta que si no lo acuerdas con el lugar de celebración con antelación, los camareros pueden limitarse a repartir la tarta sin preguntar las preferencias de sabor.    Lo mismo ocurre si no se pide por encima del número de invitados; esto podría hacer que un sabor se agotara más rápidamente que otro y que sólo una parte de los invitados pudiera elegir.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad