Saltar al contenido

Cacao es una fruta

Cacao es una fruta

Cacao en grano

La fuente de todo chocolate es el fruto del cacao. La pulpa blanca que rodea los granos es deliciosa, pero cuando se fabrica chocolate comercial, se desecha la pulpa y sólo se utilizan los granos. Con un fruto de cacao fresco como éste, se puede disfrutar de la pulpa del fruto y de los granos de cacao juntos.

El chocolate original es el fruto del árbol del cacao. Esta fruta tropical sigue siendo hoy la fuente de todo el chocolate y el cacao. Todas las chocolatinas que has comido, todos los helados de chocolate, las tartas de chocolate, los brownies de chocolate, los conejitos de Pascua de chocolate, la leche con chocolate, todas las tazas de cacao caliente que has bebido, todo procede de esta fruta.

Hay algo en el chocolate y el cacao que nos llega a lo más profundo de nuestras emociones. A muchas personas, durante un trastorno emocional, lo único que parece ayudarles es el chocolate. A veces me he habituado al chocolate y/o al cacao, y he sentido emociones muy fuertes por esta sustancia. Durante uno de estos episodios de consumo de chocolate, una vez escribí en mi diario, sólo medio en broma: “Siento algo entre adicción física, adición psicológica y éxtasis religioso con respecto al chocolate”.

Vaina de cacao

Las maravillas de la vaina del cacao: ¡ya no se trata sólo de los granos de cacao! Descubra cómo The Cacao Fruit Company utiliza más del 95% del fruto del cacao, y no sólo el 20% que es la media actual del sector.

The Cacao Fruit Company es conocida en todo el mundo como The Cacao Fruit Innovators™ por una razón: porque está reinventando positivamente la industria del cacao, conocida únicamente por el chocolate que se obtiene de los granos de cacao. En la actualidad, sólo se utiliza el 20% de toda la vaina del fruto del cacao y únicamente para las habas de cacao. Trabajando directamente con pequeños agricultores y cooperativas en América del Sur y el Caribe que cosechan todos los frutos de cacao naturales, no modificados genéticamente, The Cacao Fruit Company ha desarrollado un proceso de extracción suave de la pulpa del fruto del cacao y la cáscara de la baya de cacao circundante. De este modo se protegen sus valiosos antioxidantes, vitaminas y minerales. El resultado es una extraordinaria gama de ingredientes derivados de prácticas agrícolas sostenibles para garantizar el crecimiento a largo plazo del fruto del cacao en las regiones cosechadas. Esto también nos permite ofrecer a fabricantes y consumidores las maravillosas propiedades nutritivas del fruto del cacao, de la granja a la familia.

Cocoa deutsch

El zumo de fruta de cacao añadido procede de Assin, Akrofuom, en Ghana. Allí, el zumo de fruta se extrae de la vaina y se pasteuriza directamente. A continuación, el zumo de cacao se concentra cuidadosamente y se vierte en el chocolate. Además del dulzor, también aporta nuevos componentes gustativos.

Esta cobertura de Felchlin es un desarrollo completamente nuevo y el primer chocolate elaborado al 100% a partir de vainas de cacao enteras, sin ningún otro aditivo ni azúcar refinado. ¿Por qué es tan especial? Para este placer de cacao puro, todos los ingredientes proceden de la vaina de cacao natural. No se endulza con azúcar, sino con el zumo del fruto del cacao que se extrae de la pulpa de la mazorca de cacao. Para ello se utiliza la pulpa, la pulpa del grano de cacao. Las habas de cacao frescas saben a lichi o mango. Estas notas se perciben muy bien en la cobertura. En combinación con las fuertes habas de cacao de Bolivia, una combinación interesante.

¿Es comestible el fruto del cacao?

La primera parte de nuestro especial del blog “Del árbol a la barra” trató sobre el árbol del cacao. Ahora que ya sabemos de dónde procede el árbol, qué aspecto tiene, cuáles son sus características y cómo se utiliza agrícolamente, queremos centrarnos en su fruto: el fruto del cacao. ¿Qué aspecto tiene, cómo se forma? ¿Qué se puede hacer con él y cómo se cosecha? En este contexto también tenemos que examinar cuestiones como el trabajo infantil. En las dos próximas partes de “Del árbol a la barra” se explicará cómo se procesa el fruto del cacao hasta obtener el producto final: el chocolate.

Como se ha visto en la última parte de nuestro especial “Del árbol a la barra”, no todos los árboles del cacao son iguales. Debido a las numerosas subespecies de Theobroma cacao y a la posibilidad de crear nuevas variedades mediante hibridación, existen muchos tipos de cacao diferentes. Éstos pueden resumirse en las tres variedades principales Criollo, Forastero y Trinitario. Por lo tanto, es obvio que los codiciados rendimientos de los frutos de los árboles de cacao no son siempre los mismos. Todos los frutos tienen en común que crecen directamente en el tallo del cacaotero, lo que constituye un espectáculo insólito y exótico. Dependiendo de la variedad, la zona de cultivo y otros factores, los frutos pueden medir entre 15 y 25 cm de largo; en casos excepcionales, espléndidos ejemplares pueden alcanzar una longitud de 30 cm. Un fruto maduro puede alcanzar un peso de hasta 500 gramos y brilla con los colores más bellos, según la variedad. Mientras que los frutos de cacao inmaduros son todos verdes, su color se transforma en un espectro cromático que va del amarillo / amarillo-rojo / naranja al rojo / rojo-marrón y púrpura con la madurez.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad