Saltar al contenido

Beneficios del queso

Beneficios del queso

Queso colesterol

Di “¡queso!” Sí, a todos nos encanta el queso. La propia palabra nos arranca una sonrisa. Nada puede superar el delicioso sabor del queso fundido y caliente. Sin embargo, la mayoría de las personas que hacen dieta renuncian de mala gana a este alimento favorito debido a su alto contenido calórico. Pero hay buenas noticias para los amantes del queso. Los beneficios nutricionales del queso lo convierten en un alimento saludable cuando se consume en pequeñas porciones. Aunque este apetitoso alimento suele ser vilipendiado por su alto nivel de grasas saturadas, investigaciones recientes revelan que el queso puede no afectar tan negativamente a la salud como la gente supone.

Los estudios sugieren que el queso, al ser un alimento denso en nutrientes, no afecta negativamente al colesterol sanguíneo, a pesar de su alto contenido en grasas saturadas. Además, las investigaciones han demostrado que el consumo de queso puede ayudar a prevenir el cáncer, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes de tipo 2. Sin embargo, como el queso contiene una gran cantidad de grasa y calorías, los expertos en salud recomiendan utilizarlo como potenciador del sabor y no como centro de una comida.

Nutrición del queso cheddar

Al estar elaborado con leche, el queso contiene calcio que ayuda a mantener los huesos fuertes. Un tentempié de sólo una onza aporta entre 200 y 300 miligramos de calcio, lo que equivale aproximadamente al 20% de la cantidad diaria recomendada.

El queso rico en proteínas es un tentempié inteligente para aumentar la masa muscular. Las proteínas están formadas por aminoácidos, que son los componentes básicos del tejido muscular. Y sabe mucho mejor que un batido de proteínas en polvo.

Esos mismos quesos densos en butirato pueden ayudar a proteger contra la diabetes tipo 2. Aunque las investigaciones están empezando a surgir, un estudio descubrió que el butirato puede ayudar a nuestro organismo a utilizar la insulina de forma más eficaz en la gestión de los niveles de azúcar en sangre.

Los investigadores piensan ahora que el queso podría explicar la paradoja francesa después de que un importante estudio descubriera que consumir entre 1 y 2 onzas de queso al día se asociaba a un riesgo un 18% menor de sufrir enfermedades cardíacas.

Un estudio de 2015 comparó el colesterol de las personas que seguían una dieta que incluía mantequilla o queso. Ambas dietas tenían la misma cantidad de grasas saturadas y calorías, pero los que comían queso tenían menos colesterol total y LDL que los que comían mantequilla.

Harvard salud queso

Los beneficios del queso no se limitan a su deliciosa textura cremosa. Este alimento rico en nutrientes está repleto de calcio y proteínas y posee un impresionante perfil nutricional. Entre los beneficios del queso se incluyen el fomento de la salud ósea y dental, la reducción de la presión arterial, el aumento de peso y la protección contra el cáncer. Este artículo analiza los beneficios del queso, su perfil nutricional, cómo consumirlo para obtener los máximos beneficios y sus posibles efectos secundarios. Siga leyendo.

Información nutricional El queso contiene muchas vitaminas y minerales. Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), 100 g de queso contienen (1): Es una rica fuente de proteínas, vitamina A, vitamina K y calcio. Puede ofrecer una gran variedad de beneficios para la salud, que exploraremos en la siguiente sección. Beneficios del queso para la salud 1. El queso es una rica fuente de calcio, magnesio, vitaminas y proteínas (2). Ayuda a promover la salud ósea en ancianos, niños y mujeres embarazadas y lactantes (3). La carencia de calcio y la baja densidad ósea son los factores responsables de la osteoporosis (4). El queso contiene vitamina D y calcio y ayuda a mantener la salud ósea (5). La vitamina B que se encuentra en el queso también ayuda a promover la salud ósea (6). 2. Puede mejorar la salud dental

Cuánto queso al día

En el pasado, la preocupación por el consumo de queso solía estar relacionada con su contenido en grasa. Sin embargo, Peta Bee, periodista de The Times, expone investigaciones recientes sobre los distintos tipos de grasas saturadas y señala que las que contiene el queso tienen un papel preventivo frente a enfermedades asociadas a la obesidad, como la diabetes de tipo 2. Además, se ha demostrado que un compuesto llamado espermidina (presente en quesos curados como el cheddar tradicional) contribuye a alargar la vida y prevenir el cáncer de hígado. También se ha demostrado que un compuesto llamado espermidina (presente en quesos curados como el cheddar tradicional) contribuye a alargar la vida y prevenir el cáncer de hígado.

Los quesos de larga maduración contienen una serie de bacterias beneficiosas que refuerzan el microbioma intestinal, contribuyen a la inmunidad frente a las infecciones y favorecen la salud en general. (Los beneficios son mayores si el queso se elabora con leche cruda, por supuesto).

Dedicar tiempo a “conocer” nuestra leche, “conectar” con nuestro personal, investigar, experimentar, vivir y respirar el cheddar tradicional significa que hacemos todo lo posible para elaborar, cuidar y vender cheddar de excelente calidad. Aparte de ganar premios por el sabor de nuestro queso (de lo que estamos tremendamente orgullosos), artículos como éste confirman todo aquello en lo que creemos: el queso también es bueno para la salud. La ciencia es la ciencia: al fin y al cabo somos mamíferos, y la naturaleza determina que el primer alimento de los mamíferos es la leche. Conservar la leche entera en forma de queso preserva la mayoría de los componentes naturales de la leche para que podamos comerla “más tarde”. Gracias @petabee1 por cristalizar tanta investigación en este tranquilizador e interesante artículo.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad